10 claves para redactar para SEO

10 claves para redactar para SEO

El SEO (Search Engine Optimization) son una serie de técnicas que buscar aumentar la visibilidad y el tráfico de tu web. Escribir contenido optimizado para SEO en tu página web requiere, no sólo que se trate se contenido de interés, sino que además cumpla una serie de requisitos que te ayudarán a posicionar mejor tu página. Sigue leyendo y descubre las 10 claves para redactar contenido optimizado para SEO.


Sé original

No copies el contenido de otras webs. Busca información, inspírate, coge alguna idea, pero lo mejor es que redactes tu propio contenido.


Ten en cuenta a tu público

Utiliza un lenguaje adecuado al tipo de usuario al que quieras dirigirte. Esto hará que atraigas a un perfil de público determinado y evitará que usuarios a los que no va dirigido el contenido accedan a tu página y la abandonen rápidamente, aumentando tu tasa de rebote y perjudicando tu posicionamiento.


Usa palabras clave

Introduce palabras clave relevantes en el contenido de tu articulo o página. Lo ideal es que aparezcan ubicadas en las 100 primeras palabras del texto, pero no trates de introducirlas a la fuerza, sino que deben ser coherentes con la redacción del contenido.


Utiliza la semántica

No seas repetitivo. Puedes utilizar sinónimos, plurales, singulares, parafrasear expresiones,… Haz que tu contenido sea rico y natural; facilitarás la lectura a los usuarios.


Utiliza títulos y negritas

Es una buena técnica para estructurar el contenido de tu artículo y además destacar aquellas partes que consideres de mayor interés. Además, buscadores como google detectan los títulos de las páginas, lo que mejorará el posicionamiento de tus textos.


Presta atención a la longitud

En texto demasiado corto te costará introducir todas las palabras clave relevantes de forma natural. Lo ideal son textos de más de 200 palabras, una que cuanto más largo sea el contenido, más tiempo permanecerán los usuarios en tu página. Sin embargo, lo principal es que el texto sea coherente y tenga sentido. Es decir, si el tema no da para más, no te enrolles. Más vale un texto corto y claro que palabrería sin justificación.


Revisa la ortografía y la redacción

Parece algo obvio, pero lo cierto es que nos encontramos constantemente con contenido mal redactado o con faltas de ortografía. Revisa el texto dos veces y asegúrate de que se entiende perfectamente.


Las imágenes pueden ayudarte

Es aconsejable introducir imágenes que apoyen el texto y hagan más ligera la lectura. Puedes optimizar estas imágenes para SEO mediante el uso de las palabras clave en los títulos o pies de foto.


Introduce links de interés

El lnikbuilding es una técnica que busca aumentar la relevancia de una web a través de enlaces que apunten a ella. Puedes introducir enlaces internos (que apunten a otros apartados de tu web) o externos (que dirijan a otras webs de relevancia). Eso sí, no te obsesiones con ello. Procura que los links aporten realmente información de interés y no sean enlaces vacíos de contenido.


¡Comparte el contenido!

Las redes sociales te ayudarán a dar visibilidad al contenido de tu web y aumentarán el tráfico a la misma. Cuanto mayor tráfico tenga, mejor será el posicionamiento en buscadores. Así que no te cortes y comparte para que tu web o artículo se haga viral.




Comparte este post:

Deja un Comentario